Al comienzo fuimos dos

Hay días en que la nostalgia me ataca; y hoy es uno de esos; miré hacia atrás en el fotologEn el camino y encontré la primera foto, esa donde aparece el furgon donde viajabamos con mi amiga Paula a alimentar los perros todos los sábados.
Eramos ella, yo, y los perros. Avanzabamos lento por el camino casi sin asfalto, estrecho y peligroso, empezamos a reconocer las jaurías y sus “caletas”, las paradas eran frecuentes y siempre en los mismos lugares, siempre eran los mismos perros, cada uno en su territorio, algunos formando grupos hasta de 10; otros solitarios, sobre todo las hembras con cachorros.
A veces añoro esos días, el silencio, el viento frio y cortante de la precordillera y la imponente belleza del lugar nos capturó.
La mirada suplicante y el hambre de afecto de esos perros nos acercó como personas y ayudó a cultivar una amistad que dura hasta el día de hoy, aunque ya no formamos equipo, ambas nos seguimos considerando compañeras de ruta y amigas.
El lugar ha cambiado, los perros también, ya no estan los que yo conocí, algunos fueron adoptados, otros murieron, también desaparecieron jaurias completas (prefiero ignorar su destino). Mi labor se ha vuelto mas compleja, ya no somos dos, ahora hay muchas mas personas involucradas y debo coordinar muchas mas tareas, personas, horarios, el trabajo nunca termina.
Con frecuencia recorro el camino y medito sobre cuanto hemos avanzado pero también sobre como se manifiesta aquí, en este sector la falta de respeto y sensibilidad hacia los animales, como se les abandona a su suerte, camino de la desgracia.
Con esta perspectiva tan poco halagüeña para el equilibrio de la vida en nuestro mundo, crecemos en el convencimiento absoluto de que somos los “reyes de la creación” aunque albergo la esperanza de que este tipo de situaciones vayan siendo condenadas y abolidas, a pesar de la lenta y dolorosa espera que supone lograr cambios tan profundos en nuestra sociedad, especialmente cuando se trata de modificar el prisma con el que miramos a otras especies, mientas tanto recorro el camino…y medito.

Anuncios

Una respuesta to “Al comienzo fuimos dos”

  1. camila Says:

    [b] Apoyo urgente para perros y gatos del Hogar Canela

    En este refugio se cometen actos de extrema crueldad y matanzas contra los animales. Los golpean hasta producirles la muerte, los bañan en líquido con veneno para matarlos, los perforan con fierros y los tiran detrás de una tapia para que se pudran. Es hora de detener esta barbarie

    ! FIRMA AHORA !

    http://apalaplata.org.ar/HCanela.htm

    Ayudanos a recolectar firmas:

    Descargá la planilla, imprimila e invitá a firmar a tus familiares, amigos, vecinos, compañeros, …y todo aquel que pueda ayudarnos con esta causa. Podes hacer copias y dejarlas en varios lugares públicos de tu barrio y tu ciudad para que las personas firmen y nos den su apoyo. Una vez recolectadas las firmas, escribinos a nuestro email de contacto para acordar el envío y recepción de las planillas.

    http://apalaplata.org.ar/HCanela.htm [/b]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: