¿ME QUIERES?

Los hemos hechos de ojos tristes, amorosos, leales, miedosos de la vida sin nosotros.

Hemos cultivado su dependencia y pena

Los mantenemos como recordatorios de nuestro miedo.

Los amamos como los anfitriones sin reconocimiento de nuestro propio terror de la tumba y del abandono.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: