PELLUHUE

Cuando Jimena me invitó para ir junto a un grupo de personas a Pelluhue integrando un equipo veterinario no lo pensé dos veces, hice los arreglos necesarios para ausentarme por una semana de mi trabajo, preparé un botiquin con los insumos necesarios para atención primaria y partí no sin cierto nerviosismo y ansiedad por lo que podriamos encontrar, las escenas por television no eran nada tranquilizadoras, muchos perros deambulando heridos o perdidos de sus amos, sus casas derrumbadas, asustados, hambrientos.  Seriamos capaces de enfrentarlo?

Costa de Pelluhue

Llegamos de noche, a la mañana siguiente salimos temprano a recorrer el poblado, buscando ser útiles de alguna forma y este fué el paisaje que encontramos en los sectores por donde pasaron las olas del tsunami.  Algunas paredes en pié, adentro, nada, el mar se lo llevó todo.

Quedaron solo los cimientos

Nos bajamos del vehículo mudos, nadie hablaba,  y empezamos a caminar entre los restos, que aun después de 10 dias impresionan por la magnitud de la fuerza desplegada por ” este mar que tranquilo te baña” como reza nuestra canción nacional.

"Se las llevó el mar"

Por fin encontramos perros

Curiosamente en la playa no encontramos perros. Seguimos subiendo y un poco mas adelante, en los lugares donde no alcanzó a llegar el agua todo tiene un engañoso aspecto de normalidad, las calles se ven solitarias, muchas casas estan vacías, todo el que podía huir a casa de parientes, lo hizo y por fin empezaron a aparecer los perros.

Adoptado!

A lo que vinimos. Este cachorro deambulaba, no sabemos si perdido o abandonado, pero inmediatemente fué adoptado, lo desparacitamos interna y externamente,  regalamos collar y correa nuevos y quedó instalado en su nueva casa.

Tsunamito y su nueva mamá.

Gatita

Paramos donde veíamos perros, no importa si de casa o en la calle, conversamos con las personas, recibimos testimonios, algunos desgarradores, desparacitamos los animales y entregamos alimento además de educar en tenencia responsable aclarando dudas y creencias respecto a los animales domésticos.

Gonzalo entregando antiparasitario

Todo parecía normal hasta que aparecian las huellas del terremoto

Cada cierto trecho aparecían aquí y allá las huellas del terremoto, las calles semidesiertas, el silencio,los testimonios, las historias…quise capturar en estas imágenes cada una de ellas, es como yo se hacerlo.

Un perro nos observaba a lo lejos.

La yunta de bueyes

Las personas acarrean en lo que pueden las pocas pertenencias que les han quedado o lo que han recolectado en las playas, sobre todo madera.

Los mensajes

MALDITA OLA ME LLEVASTE LO MIO”

“QUE VENGA OTRA Y SE LLEVE LOS LADRONES”

“MIL GRACIAS VOLUNTARIOS POR DARLE ESPERANZA A MI FAMILIA”

Pinky


27 DE FEBRERO 2010

TERREMOTO EN CHILE

Por unos largos segundos creí que moriría, así de grande fue el miedo que sentí mientras estaba bajo la mesa del comedor, como llegué allí, no lo recuerdo, como bajé corriendo las escaleras (mi dormitorio está en la planta alta ) descalza y en completa oscuridad, tampoco lo recuerdo.  Solo recuerdo el interminable y violento movimiento,  los saltos de mi casa, el ruido de los muebles al desplazarse,  los frascos de vidrio que saltaban desde la alacena y se estrellaban contra el piso, la oscuridad, el miedo.  Era un terremoto.

Terremoto en Chile

Parte del pais ha quedado desvastado, especificamente parte de la zona costera del Sur de nuestro territorio ya que después del terremoto fue asolado por un tsunami, el cual arrasó con pequeños poblados de sencillos pescadores y agricultores y es allí donde se concentran la mayor parte de las victimas. En estos momentos ya está llegando algo de ayuda que particulares y el gobierno está enviando y las personas estan siendo asistidas.

Pero existen otras victimas, de las cuales pocos se acuerdan, los animales. Para ellos solo existe la ayuda que nosotros, la comunidad animalista chilena, puede dar. Y lo haremos.

Terremoto en Chile

Las personas que perdieron su hogar o fueron trasladadas a un albergue o improvisaron algun refugio cerca de sus casas derrumbadas, sin alimento ni agua y lo poco que tienen está destinado al consumo humano, lo cual es lógico.  Los animales de compañía permanecen a su lado, no conocen otro hogar, algunos heridos, mojados, hambrientos, sedientos, pero casi nadie les presta atención.  Existen otras prioridades.

Terremoto en Chile

La comunidad animalista chilena ya se está movilizando, rapidamente se han formado grupos para ir en auxilio de estos animales y de las personas que esten cerca de ellos, sus amos quienes también recibiran todo nuestro apoyo y toda la ayuda que podamos prestarles.  Pocos son los medios de comunicación que se han referido al tema de los animales que han sido dejados atrás en la huida y que rondan cerca de las ruinas de sus antiguos hogares ahora escombros, esperando, buscando…yo por lo menos no he visto ni escuchado a ningun periodista que se compadezca de estos animales y haga algun llamado de auxilio para ellos.

Terremoto en Chile

El 27 de Febrero de 2010 quedará grabado para siempre en nuestra memoria, sobre todo en la mía, ese día era mi cumpleaños y es el dia en que pensé que moriría aplastada por las paredes de mi casa, debajo de la mesa y rodeada de mis gatos.

Vayan mis condolencias a quienes perdieron algun ser querido, a quienes perdieron su hogar y han quedado de brazos cruzados. Si estuviesen a mi lado, los abrazaría,  saber que no estamos solos, el saber que alguien nos puede abrazar y cobijar, tal como lo harian nuestros padres,  es un sentimiento que no tiene precio.  El amor y la vida no tienen precio.

Terremoto en Chile

Terremoto en Chile

Terremoto en Chile