PELLUHUE

Cuando Jimena me invitó para ir junto a un grupo de personas a Pelluhue integrando un equipo veterinario no lo pensé dos veces, hice los arreglos necesarios para ausentarme por una semana de mi trabajo, preparé un botiquin con los insumos necesarios para atención primaria y partí no sin cierto nerviosismo y ansiedad por lo que podriamos encontrar, las escenas por television no eran nada tranquilizadoras, muchos perros deambulando heridos o perdidos de sus amos, sus casas derrumbadas, asustados, hambrientos.  Seriamos capaces de enfrentarlo?

Costa de Pelluhue

Llegamos de noche, a la mañana siguiente salimos temprano a recorrer el poblado, buscando ser útiles de alguna forma y este fué el paisaje que encontramos en los sectores por donde pasaron las olas del tsunami.  Algunas paredes en pié, adentro, nada, el mar se lo llevó todo.

Quedaron solo los cimientos

Nos bajamos del vehículo mudos, nadie hablaba,  y empezamos a caminar entre los restos, que aun después de 10 dias impresionan por la magnitud de la fuerza desplegada por ” este mar que tranquilo te baña” como reza nuestra canción nacional.

"Se las llevó el mar"

Por fin encontramos perros

Curiosamente en la playa no encontramos perros. Seguimos subiendo y un poco mas adelante, en los lugares donde no alcanzó a llegar el agua todo tiene un engañoso aspecto de normalidad, las calles se ven solitarias, muchas casas estan vacías, todo el que podía huir a casa de parientes, lo hizo y por fin empezaron a aparecer los perros.

Adoptado!

A lo que vinimos. Este cachorro deambulaba, no sabemos si perdido o abandonado, pero inmediatemente fué adoptado, lo desparacitamos interna y externamente,  regalamos collar y correa nuevos y quedó instalado en su nueva casa.

Tsunamito y su nueva mamá.

Gatita

Paramos donde veíamos perros, no importa si de casa o en la calle, conversamos con las personas, recibimos testimonios, algunos desgarradores, desparacitamos los animales y entregamos alimento además de educar en tenencia responsable aclarando dudas y creencias respecto a los animales domésticos.

Gonzalo entregando antiparasitario

Todo parecía normal hasta que aparecian las huellas del terremoto

Cada cierto trecho aparecían aquí y allá las huellas del terremoto, las calles semidesiertas, el silencio,los testimonios, las historias…quise capturar en estas imágenes cada una de ellas, es como yo se hacerlo.

Un perro nos observaba a lo lejos.

La yunta de bueyes

Las personas acarrean en lo que pueden las pocas pertenencias que les han quedado o lo que han recolectado en las playas, sobre todo madera.

Los mensajes

MALDITA OLA ME LLEVASTE LO MIO”

“QUE VENGA OTRA Y SE LLEVE LOS LADRONES”

“MIL GRACIAS VOLUNTARIOS POR DARLE ESPERANZA A MI FAMILIA”

Pinky


Anuncios

3 comentarios to “PELLUHUE”

  1. gabriel Says:

    increible el testimonio gráfico!!!
    la imágen vale más que mil palabras…

    ver toda la ciudad devastada y los animales deambulando desorientados por las calles… hay que tener coraje para ver eso y pasar de la tristeza a la acción!

  2. Movimiento Academia en Construcción Says:

    Hola!!! quisieramos felicitarlos por esta labor de ayudar a los animales y comentarles que con la universidad Academia Humanismo Cristiano fuimos a hacer trabajos voluntarios a Cobquecura (VIII región) y encontramos dos gatitas abandonadas con el terremoto. Fuimos a los campamentos para saber si ahí estaban sus dueños …pero nos fue mal. No queríamos que se quedaran en la calle asi es que las trajimos a Santiago. Buscamos con urgencia alguien que quiera adoptar a alguna. No son muy grandes, están limpiecitas, algo temerosas, pero muy sanitas.
    Si nos pudieran ayudar, se los agradeceriamos mucho!!!!!
    Un gran abrazo y Gracias por este grupo de ayuda a los animales, no son muchas las personas que se han preocupado de ellos.
    Saludos
    MAC

  3. Celia Says:

    Parece que cuando hay un terremoto toda la gente se vuelve loca ayudando a las personas, pero de los animales nadie se acuerda… es como si no existieran… la verdad me ha gustado mucho ver que hay alguien que si. Por supuesto las personas necesitan ayuda, pero vale la pena recordar que los animales no son juguetes que se puedan dejar cuando todo va mal… hay que cuidarlos toda la vida


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: