ALIMENTANDO A LOS PERROS INVISIBLES

Y fuimos con mi amiga Cecilia a alimentar los perritos abandonados, fuimos con 120 kilos de alimento y agua suficiente, dejamos comida suficiente para mas de 1 día. Volveremos, apenas reunamos alimento suficiente volveremos. No los olvidaremos.

Subimos con 120 kilos de  alimento para perritos.

Subimos con 120 kilos de alimento para perritos.

 

Amigos todos, gracias por vuestro voto de confianza, gracias por creer en nuestra labor, gracias a Uds. es posible salvar aunque sea del hambre a estos pobres animales, aunque no podamos sacarlos de ahí, nuestros respectivos hogares ya están repletos.

Este hermoso labrador esta abandonado, si quieres adoptarlo escribenos.

Este hermoso labrador esta abandonado, si quieres adoptarlo escribenos.

Por esto es importante que nos sigan apoyando, puedes ayudar donando alimento, yendo con nosotras a alimentar (tienes que ir en vuestro propio vehículo) adoptando, divulgando.

comiendo en platito

comiendo en platito

 

No creo que sea necesario dar mas explicaciones sobre las imágenes, estas hablan por si solas del abandono y la soledad que sufren estos seres inocentes que una vez creyeron tener un hogar y fueron traicionados de la peor manera. Abandonar es matar lentamente.

A estos perritos los abandonaron hace poco tiempo, estan demasiado flakitos

A estos perritos los abandonaron hace poco tiempo, estan demasiado flakitos

A estos perritos negros los abandonaron hace poco tiempo, incluso con collares antipulgas! en ese sector los perros no pueden usar collares ni capitas,  es peligros, se pueden enganchar en los alambres de púas o en alguna rama y quedar atrapados, sin posibilidad de que alguien los libere y morir de sed, hambre o algún parcelero los mate de un disparo. Así de dura es su realidad.

¡ esta comidita es mia!

¡ esta comidita es mia!

 

 

SOY EL BRUCE WILLIS

Esta es la historia del Bruce Willis, perro de raza Pitbull que fué abandonado en San Juan de Pirque en un sector donde originalmente se extraia arena para construcción, allí fue llevado por alguien para, supuestamente, cumplir labores como guardian, pero se olvidaron de el. Como ahí ya existía una manada de perros el pobre de Bruce, flaco y deprimido no se atrevía a salir de su rincón a buscar comida, cuando los guardias nos advirtieron de su presencia comenzamos a entrar a su pequeño territorio a dejarle alimento y agua.

Bruce, Junio de 2009

Estuvo así mucho tiempo, vagaba solo y desorientado por los alrededores pero sin acercarse demasiado a los otros perros, aun no encontraba su lugar.

Lentamente comenzó a recuperarse, ganó peso, confianza y un lugar en la manada. Ya se acercaba junto a los otros perros a recibir comida, salía a recibirnos y claramente se notaba que exigía el liderazgo, como corresponde a un fiel exponente de su raza.

Bruce interactuando con otros perritos.

Ahi en ese sector abundan los perros de raza grande y dominantes así que la vida para Bruce no era nada fácil, de vez en cuando nos enterábamos de sus conflictos por territorio, algo normal dentro de una manada, en San Juan de Pirque los perros viven según sus reglas y para ellos la vida es una constante lucha por sobrevivir, es muy poco lo que nosotros podemos hacer para cambiar eso.

Los meses pasaron volando para el y para nosotros,  pronto Bruce dio muestras de ser un perro extremadamente dulce y amable con las personas, gusta de echarse al piso y mostrar su barriga en señal de sumision, adora que lo acaricien. Es un buen perro.

Bruce regaloneando.

Pero nada es perfecto en esta vida, y menos aun para la vida de esos perros, y aunque para muchas personas es dificil de creer, los pitbull son delicados de salud, y de piel, cogen con facilidad sarna, ácaros y alergias, entre otras dolencias y Bruce no es la excepcion, la duras condiciones de vida lentamente fueron haciendo mella en el, y pronto dió señales de que no soportaría mucho mas. Teníamos que hacer algo.

Bruce en su peor momento.

Para colmo de males fué atropellado y sobrevivió de milagro, de ahí su nombre de Bruce Willis, pero eso le costó perder la vision en uno de sus ojitos. Un dia ya no pudimos soportar mas verlo así y Cecilia lo rescató. Fue llevado a una clinica. Se entregó confiado y tranquilo a su suerte, durmió la mayor parte del viaje y se portó como un principe en el auto, nada de escandalos ni ladridos.

Durmiendo en el auto.

En la clinica

Ahora Bruce es otro, sus heridas fueron curadas, está castrado y permanece en la clinica a la espera de ser adoptado. Es un buen perro, tranquilo, amable con las personas. Solo espera a que alguien pueda ver mas allá de su aspecto y sepa ver su corazón de perrito leal, capaz de ser fiel compañero de vida para siempre.

Bruce Willis

Si deseas adoptarlo escribenos a : draakgulden@gmail.com