MISION CUMPLIDA!

Y se construyeron las casetas. El domingo 30 de Agosto, tal como estaba planeado llegó una treintena de voluntarios armados de martillo, clavos, cortadora y mucho, mucho ánimo y ganas de ayudar y en dos por tres estaban armadas y forradas las casetas.

Preparando los pallets.

Preparando los pallets.

No puedo mas que tener palabras de agradecimiento para todas estas lindas personas que acudieron al llamado por Face, algunas de ellas las veía por primera vez, a otras ya las conocía, pero a todos nos une una sola causa: el amor por los animales.

Trabajando en equipo.

Trabajando en equipo.

En el lugar donde se construyeron las casetas vive la yegua Canela, ¿la recuerdan? . Recibió la visita de las personas que acudieron a construir las casetas y aprovecharon de conocerla.

Canela y sus amigos.

Canela y sus amigos.

Se trabajó con entusiasmo, en un clima amistoso, de colaboración, con espíritu de equipo, como corresponde a personas que persiguen un mismo fin: el bienestar de los animales abandonados.

Dejenme hacerlo a mí, soy mas rápida!

Dejenme hacerlo a mí, soy mas rápida!

Cuando ya casi terminábamos, llegaron Patricia y Angelica desde San Juan de Pirque con 2 perritas rescatadas desde ese lugar, las encontraron vagando desorientadas y asustadas, aun con sus arneses y capitas, tal como las abandonaron, se nota que son hermanas y deben tener mas o menos 4 meses.  En estos momentos se encuentran en un hogar temporal a la espera de ser adoptadas.

Patricia y Angelica con las perritas rescatadas.

Patricia y Angelica con las perritas rescatadas.

Fué una tarde llena de emociones encontradas, por un lado satisfacción por la tarea cumplida y el otro tristeza al constatar una vez mas,  la bajeza por parte de algunas personas al abandonar a 2 indefensos animales, incluso con sus capas y arneses, en un lugar frio y solitario, expuestas a todo tipo de peligros. Estas perritas, aun cachorras, necesitan un hogar estable donde las hagan olvidar el frio y el miedo del abandono.

Listas para ser habitadas.

Listas para ser habitadas.

La tarde llegó a su fin y las casetas terminadas fueron alineadas una al lado de la otra, como soldados, listas para salir a terreno, a cumplir con su deber, dar abrigo a un perro abandonado. En el transcurso de la semana serán instaladas en lugares previamente seleccionados.

Pero aún no hemos terminado, se nos terminó la madera y debemos conseguir mas, también un lugar donde seguir trabajando, hay perritos esperando por la suya, tenemos lista de espera.

Gracias a las personas que asistieron a esta jornada, nos vemos en la próxima.

Anuncios